Un tercio de las pymes españolas empezó a vender en Amazon en el último año

Un tercio de las pymes españolas empezó a vender en Amazon en el último año

Un tercio de las pymes españolas empezó a vender en Amazon en el último año

Una de cada tres pymes españolas ha empezado a vender sus productos a través del gigante estadounidense de comercio digital Amazon en el último año. El inicio de esta oleada ha coincidido con la crisis sanitaria por la pandemia. Por otro lado, el 40 % de las empresas reconoce haber aumentado su posicionamiento en internet.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Según el último barómetro Pymes y Pandemia de la compañía Fiverr, especialista en conectar empresas con trabajadores autónomos que ofrecen servicios digitales, el 77 % de pequeñas y medianas empresas españolas realizó inversiones con el objetivo de aumentar su posicionamiento en las redes sociales de Facebook e Instagram. En cuanto a Youtube, solo el 36 % realizó inversiones en la plataforma de vídeos, mientras que el 30 % lo hizo en la red social profesional LinkedIn.

Este barómetro ha consultado el balance que más de 500 pymes nacionales hacen de la pandemia respecto de las ayudas públicas y de cómo la crisis sanitaria ha cambiado su estructura organizativa y sus estrategias digitales. Como resultados, ha obtenido que casi seis de cada diez pymes españolas opinan que existe transparencia en la concesión de ayudas públicas. Provoca que, aproximadamente el mismo porcentaje de empresas, tenga intención de pedir la ayudas que el Gobierno destinará para su digitalización.

Respecto a los efectos de la pandemia en su negocio y las iniciativas que pondrán en marcha para prevenir futuras crisis, casi el 50 % de las pymes consultadas piensa contratar más trabajadores en remoto, mientras que un 34 % tiene previsto aumentar su inversión respecto al teletrabajo.

Desde el punto de vista financiero, el 36 % de las pymes asegura que ahorrará costes y aumentará su tesorería ante posibles eventualidades futuras, mientras que el 34 % llevará a cabo una diversificación de sus fuentes de ingresos.

ERE de Caixabank: mañana se abre el plazo para las salidas voluntarias

ERE de Caixabank: mañana se abre el plazo para las salidas voluntarias

ERE de Caixabank: mañana se abre el plazo para las salidas voluntarias

CaixaBank abrirá mañana el plazo de adhesión al ERE pactado a principios de mes con los sindicatos de la entidad. La entidad prevé que las 6.452 bajas acordadas en toda España sean estrictamente voluntarias. El plazo estará en vigor hasta las 15 horas del viernes 30 de julio.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

El banco español, a través de un comunicado, ha insistido en que este plan de salidas «permite reorganizar la entidad, eliminar las duplicidades derivadas de la fusión y ajustar la dimensión de la organización a las circunstancias actuales del mercado«. «Los empleados que se acojan al plan de salidas voluntarias y quieran mantenerse en el mercado laboral contarán con el apoyo de un completo plan de recolocación elaborado en colaboración con LHH (Grupo Adecco), empresa especialista en proyectos de transición profesional y desarrollo del talento», recuerda CaixaBank.

El ERE pactado también incluye 570 recolocaciones directas en empresas del grupo y 138 vacantes en filiales que se ofrecerán a toda la plantilla. El acuerdo contempla cupos máximos de salidas por territorios y por franjas de edad. Es decir, que se limitan las salidas de 52 y 53 años a un máximo de 750 empleados, y a 1.750 las de trabajadores de 54 y 55 años. Este pacto divide a la plantilla en cuatro colectivos: personal de 63 o más años; trabajadores de entre 54 y 63 años (el llamado grupo A), empleados de 52 y 53 años (grupo B) y otros trabajadores de menor edad (grupo C).

INDEMNIZACIONES

El personal de 63 o más años -el colectivo más reducido porque ha ido saliendo de la entidad en anteriores ERE pactados con los sindicatos- percibirá la indemnización mínima legal: 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. Respecto a los trabajadores de entre 54 y 63 años, con una antigüedad de al menos 6 años, percibirán una indemnización equivalente al 57 % de su salario fijo hasta los 63 años. También recibirán el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta esa edad y una prima de adhesión al ERE que oscila entre los 18.000 y los 28.000 euros brutos, dependiendo de su antigüedad.

En cuanto a los empleados de 52 y 53 años con seis años de antigüedad que decidan acogerse al ERE, cobrarán un 57 % de su salario fijo multiplicado por 7 anualidades, fraccionado todo ello en mensualidades hasta los 63 años, así como el correspondiente pago del convenio de la Seguridad Social hasta los 63 años y una prima única de 38.000 euros.

No obstante, la prestación por desempleo se descontará de la indemnización total a estos dos colectivos.

En cuanto al personal menor de 52 años dispuesto a abandonar la entidad, percibirá 40 días por año trabajado con un límite de 36 mensualidades, con una prima de entre 13.000 y 23.000 euros en función de su antigüedad.

Siemens Gamesa revisa a la baja sus previsiones para el tercer trimestre del 2021 y se desploma en bolsa

Siemens Gamesa revisa a la baja sus previsiones para el tercer trimestre del 2021 y se desploma en bolsa

Siemens Gamesa revisa a la baja sus previsiones para el tercer trimestre del 2021 y se desploma en bolsa

Siemens Gamesa ha revisado a la baja sus previsiones para 2021 hasta situar los ingresos entre 10.200-10.500 millones de euros tras provisionar 229 millones para proyectos onerosos por el alza de precios de las materias primas y los costes de lanzamiento de su plataforma 5.X, sobre todo en Brasil.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Con todo ello, la compañía ha ajustado además el margen ebit antes para el ejercicio 2021 a un rango de – 1% a 0 %, según ha avanzado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo de energías renovables señala que el impacto de estos factores se ha visto exacerbado por la pandemia, especialmente en países como Brasil donde la compañía se enfrenta a «deficiencias» en la cadena de suministro y a «cuellos de botella» relacionados con la ejecución.

Ello ha obligado, por tanto, a revisar el cierre preliminar del tercer trimestre del ejercicio 2021 y a ajustar sus guías de mercado para el ejercicio 2021.

En agosto del pasado año, la compañía avanzó que esperaba retornar a márgenes positivos en 2021 y facturar entre 10.200 y 11.200 millones de euros.

Avance de resultados de tercer trimestre

Siemens Gamesa, que presentará los resultados definitivos el próximo 30 de julio, ha avanzado las cuentas preliminares del tercer trimestre, que apuntan a unas ventas de 2.700 millones, a un ebit negativo en 150 millones, una deuda neta de -800 millones, y una cartera de pedidos total de 32.600 millones.

De hecho, la reevaluación de la rentabilidad de la cartera de pedidos de aerogeneradores como consecuencia de los factores antes mencionados, ha dado como resultado provisiones por un importe estimado de 229 millones en este trimestre.

El impacto se concentra fundamentalmente en los primeros proyectos con la plataforma 5.X de Siemens Gamesa en Brasil con entrega en los ejercicios 2022 y 2023.

La entrada de pedidos durante el trimestre ascendió a 1.500 millones de euros, viéndose afectada por la volatilidad del mercado de eólica marina «offshore».

Cabe recordar que en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal de 2020 (octubre-junio), las ventas del grupo retrocedieron el 9,2 % hasta los 6.615 millones, el ebit arrojó un saldo negativo de 264 millones y la cartera sumó 31.500 millones.

Asimismo, la compañía indica que continúa sus esfuerzos por alcanzar una rentabilidad sostenible y que las medidas en curso sobre los costes y de eficiencia se intensificarán, especialmente para la plataforma 5.X.

Adicionalmente, ha señalado que sigue haciendo progresos en el programa centrado en la transformación de la unidad de negocio «onshore» y que el desempeño de las unidades de negocio «offshore» y Servicios sigue siendo sólido.

A este respecto, ha apuntado que el potencial a largo plazo de la compañía y su marco estratégico se mantienen sin cambios dado el papel de la energía eólica en la transición energética y su fuerte posicionamiento en todos los segmentos de mercado.

Siemens Gamesa se desploma un 16 % en bolsa tras recortar sus previsiones

Las acciones de Siemens Gamesa se desploman un 16,40 % en la sesión bursátil de este jueves después de anunciar al mercado un recorte de sus previsiones, afectada por el alza de precios de las materias primas y los costes de lanzamiento de su plataforma 5.X, sobre todo en Brasil.

Después de estar unos quince minutos inhibida, las acciones de Siemens Gamesa han comenzado a cotizar en bolsa con esa caída del 16,40 %, y se han situado como las más bajistas de todo el mercado español.

Sus acciones bajan hasta los 21,93 euros por título, y las pérdidas acumuladas en el año se amplían hasta el 33,30 %.

El Santander deberá restituir 508.000 euros a una empresa que compró acciones del Banco Popular

El Santander deberá restituir 508.000 euros a una empresa que compró acciones del Banco Popular

El Santander deberá restituir 508.000 euros a una empresa que compró acciones del Banco Popular

21 mayo, 2021

LAS ACCIONES ADQUIRIDAS POR LA EMPRESA SEVILLANA «HAN DESAPARECIDO», POR LO QUE «SU VALOR ACTUAL ES DE CERO EUROS» SIN QUE LA INVERSORA RECIBIESE «NINGÚN DIVIDENDO», POR LO QUE EL RESULTADO FUE UNA «PÉRDIDA PATRIMONIAL» DE 508.851,53 EUROS, SEGÚN LA DEMANDA

Un juzgado de Madrid ha condenado al Banco Santander a restituir a una empresa sevillana los más de 500.000 euros que perdió tras invertirlos, por recomendación de la propia entidad, en la ampliación de capital del Banco Popular, que le ofreció un folleto informativo con «falsedades».

En una sentencia fechada el 18 de mayo a la que ha tenido acceso Efe, el Juzgado de Primera Instancia número 37 de Madrid estima íntegramente la demanda interpuesta por la empresa y declara la nulidad del consentimiento «prestado por error» al contrato de adquisición de acciones del 20 de junio de 2016, por el que desembolsó 508.851,53 euros al Popular.

Este pago se divide entre 109.475,28 euros por derechos de suscripción preferente y 399.376,25 invertidos en acciones, según el acuerdo alcanzado el 1 de junio.

La jueza condena al banco a restituir a la empresa el importe total invertido más intereses, aunque la sentencia no es firme.

Las acciones adquiridas por la empresa sevillana «han desaparecido», por lo que «su valor actual es de cero euros» sin que la inversora recibiese «ningún dividendo», por lo que el resultado fue una «pérdida patrimonial» de 508.851,53 euros, según la demanda, elaborada por el letrado Javier Pichardo.

En su reclamación, la empresa indicaba que, por recomendación del personal del banco, adquirió 319.501 acciones del Popular en el marco de la ampliación de capital llevada a cabo por esta entidad en mayo y junio de 2016, descrita en el folleto informativo emitido al efecto, que detallaba un precio de emisión de 1,25 euros por acción.

El banco aseguró a la demandante que la inversión «tenía una rentabilidad asegurada».

Al hallarse en aquel momento pendiente de un crédito muy importante para la empresa, «poco menos se condicionó su concesión a la suscripción de acciones por un importe aproximado de 500.000 euros».

El dinero prestado por el propio banco se materializó a través de un préstamo a un año que la mercantil podría devolver con el producto obtenido con la venta de acciones.

La operación firmada el 1 de junio «se vendió a todas luces como ventajosa», ya que «a los pocos meses el banco se ocuparía de la venta de las acciones para liquidar el préstamo sin riesgo».

La «agresiva comercialización» se acompañó de una «agresiva campaña publicitaria» que intentaba trasladar la fortaleza del Popular, que presumía «de los beneficios que ello iba a reportar a los accionistas y los buenos resultados a obtener recuperando la inversión en dos o tres años».

El folleto informativo, sin embargo, «contenía incorrecciones, inexactitudes, falsedades y omisiones de datos relevantes destinados a crear una imagen de entidad solvente y saneada que en modo alguno se correspondía con la realidad», ya que «sobrevaloraba lo positivo y ocultaba o minusvaloraba lo negativo, pues los riesgos y pérdidas ya existían».

La presentación comercial y el folleto fueron los argumentos por los que la empresa «ponderó las bondades de la ampliación de capital», pero «la realidad era que el banco se encontraba en una situación de déficit de recursos propios», algo «que ocultó el folleto», en el que «de forma adulterada» obvió «los riesgos de liquidez, solvencia, de crédito y reputación».

Como acepta la sentencia basándose en la demanda, esas «incorrecciones» también fueron identificadas en la investigación del Jugado Central de Instrucción número 4, por el Defensor del Pueblo y por la sanción que el Ministerio de Economía impuso al responsable de la auditoría.

El fondo de renovables será un lastre a la competitividad industrial española, según el sector del gas

El fondo de renovables será un lastre a la competitividad industrial española, según el sector del gas

El fondo de renovables será un lastre a la competitividad industrial española, según el sector del gas

21 mayo, 2021

GASINDUSTRIAL DENUNCIA QUE NINGÚN OTRO PAÍS EUROPEO PENALIZA ASÍ A SU TEJIDO INDUSTRIAL, LO QUE PROVOCARÁ QUE SE AMPLÍE LA DESVENTAJA COMPETITIVA CON EL RESTO DE TERRITORIOS Y AUMENTE EL RIESGO DE DESLOCALIZACIÓN DE LAS FÁBRICAS ESPAÑOLAS HACIA OTROS MERCADOS MÁS COMPETITIVOS

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

El Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), que quiere poner en marcha el Gobierno para sacar de los costes fijos de la factura de la luz la financiación a las renovables, supondrá un coste acumulado total para el sector gasista de 3.000 millones de euros, según GasIndustrial, patronal que denuncia que tendrá el efecto opuesto al buscado y lastrará a la industria española.

Según un comunicado difundido este viernes por la asociación que agrupa al sector, la aportación del sector aumentará progresivamente hasta superar los 1.000 millones en 2025, sumando en los cinco años más de 3.000 millones de euros, una situación que penalizará especialmente al consumo industrial (60 % del total) con unos 1.800 millones.

Por ello, critican que el proyecto del Gobierno, que pretendía evitar subidas del precio de la luz, impulsar la descarbonización y aportar certidumbre para atraer inversiones, tendrá el efecto opuesto, suponiendo un lastre a la competitividad industrial española.

Además, denuncian que ningún otro país europeo penaliza así a su tejido industrial, lo que provocará que se amplíe la desventaja competitiva con el resto de territorios y aumente el riesgo de deslocalización de las fábricas españolas hacia otros mercados más competitivos.

En este sentido, critican que no se especifique la cantidad a compensar (entre el 0 y el 85 %), y recuerdan que Bruselas no aprueba las compensaciones, por lo que probablemente se vean reducidas y crezca aún más el nivel de incertidumbre.

Sobre los costes energéticos, y para conseguir que la producción no se traslade a otros países, GasIndustrial pide que los costes se equiparen a homólogos europeos como Francia, Alemania e Italia y que se evite así que España se convierta en un «desierto industrial».

Por último, denuncian que el periodo de transición de cinco años para sustituir el uso del gas en la industria es insuficiente, ya que los desarrollos tecnológicos necesitarán de un tiempo mayor.