Maroto dice que hablará con la industria electrointesiva para ver que se puede hacer

Maroto dice que hablará con la industria electrointesiva para ver que se puede hacer

Maroto dice que hablará con la industria electrointesiva para ver que se puede hacer

12 octubre, 2021

LA MINISTRA DE INDUSTRIA SEÑALA QUE EL ALTO PRECIO DE LA ELECTRICIDAD, QUE YA HA OBLIGADO A VARIAS EMPRESAS A PARAR SU PRODUCCIÓN, «PUEDE SER UN ELEMENTO QUE RESTE COMPETITIVIDAD Y AFECTE A LA PRODUCCIÓN INDUSTRIAL, QUE NECESITAMOS AHORA EN LA RECUPERACIÓN»

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, afirmó hoy que el jueves analizará con la vicepresidenta Teresa Ribera y las electrointensivas posibles soluciones para que los altos precios de la energía no penalicen un sector esencial para la recuperación económica del país tras la pandemia. Muchas de estas empresas, como el último anuncio de Sidenor, han tenido que para su producción porque los altos precios de la electricidad hacen inviable su negocio.

«Queremos escuchar a las empresas -aunque las quejas de la industria son públicas y notorias desde hace ya muchos meses y muchas han cerrado o están a punto de hacerlo, como bien puede asegurar los trabajadores de Alcoa- y ver cómo podemos, con los mecanismos que tenemos o con nuevos, dar una solución a este problema, porque, efectivamente, puede ser un elemento» que reste competitividad y afecte a la producción industrial, «que necesitamos ahora en la recuperación», dijo la ministra en declaraciones a Efe.

Maroto ha participado este martes en Sorrento en el G20 de Comercio, donde entre otras cosas los asistentes han hablado de la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con la que «España está firmemente comprometida».

Los elevados precios de la luz están afectando a la industria española, como a la acería Sidenor, que parará la producción de su planta principal de Basauri (Vizcaya) de forma intermitente hasta Navidad, o a la de fertilizantes Fertiberia, que también ha tenido que hacerlo este octubre con su planta de Palos de la Frontera (Huelva).

Maroto y el resto del Gobierno trabajan «directamente con las empresas afectadas, en particular con toda la industria electrointensiva» y el objetivo prioritario será definir las soluciones para «profundizar en aquellos aspectos que pueden afectar, en este caso, a la producción industrial, que ha sido de las primeras que se recuperó tras la pandemia».

Preguntada sobre si el Gobierno podría dar marcha atrás en el drástico recorte de los beneficios extraordinarios a las eléctricas en el mercado mayorista, que ha generado polémica entre las empresas del sector, Maroto dijo que es un asunto que concierne a la vicepresidenta Ribera, pero que para Industria «lo importante es activar los instrumentos que sean necesarios para que el precio de la luz no afecte» a las capacidades de las compañías industriales españolas.

En otro orden de cosas, Maroto destacó que su ministerio trabaja en el desarrollo del plan especial para reactivar el turismo en La Palma, afectada por la erupción del volcán, y dijo que una cuestión que se ha puesto sobre la mesa es la suspensión de las tasas aeroportuarias, si bien rechazó entrar en detalles y afirmó que por el momento no se ha tomado ninguna decisión concreta.

El Ibex 35 recupera el 8.900 en festivo

El Ibex 35 recupera el 8.900 en festivo

El Ibex 35 recupera el 8.900 en festivo

12 octubre, 2021

El Ibex ha cerrado este martes, sesión condicionada por el festivo del Día Nacional, con un alza del 0,41 % que le ha permitido recuperar los 8.900 puntos, más que por la evolución de los grandes valores, donde sólo han destacado algo Banco Santander e Iberdrola, por la positiva reacción de los de mediana capitalización como Siemens Gamesa, Cellnex o Amadeus.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

El índice de referencia del parqué, el IBEX 35, ha subido 36,9 puntos, el 0,41 % mencionado, hasta 8.935,9 puntos. En el año acumula una subida del 10,68 %.

Con el euro cayendo a 1,1538 dólares, la bolsa de Milán, con un alza del 0,23 %, ha sido la única que se ha sumado al mercado nacional, mientras que los demás parqués europeos se han inclinado por las pérdidas: París y Fráncfort, el 0,34 %; Londres, el 0,23 %; y el Euro Stoxx 50, que agrupa a las empresas de mayor capitalización, el 0,43 %.

Tras el cierre a la caída de ayer de los principales índices de Wall Street, el mercado español arrancaba el día a la baja con los malos datos de confianza en la economía alemana y se ha movido en zona de pérdidas hasta el mediodía, momento en el que ha recuperado los 8.900 puntos.

Se ha mantenido en torno a este nivel hasta que ha abierto Estados Unidos (EE.UU.) y, desde entonces, ha replicado la tendencia de la bolsa neoyorquina, que a esta hora registra alzas entre el 0,1 % y el 0,3 % en sus principales índices.

El índice de confianza inversora en Alemania de octubre, que elabora el instituto ZEW, ha registrado su quinta caída mensual consecutiva por los problemas de suministro de productos y componentes básicos para la industria.

La subida del crudo y de otras materias primas preocupa en los mercados por su impacto en una inflación que está en niveles altos y que también está alimentada por la ruptura de las cadenas de suministro mundiales.

Esta última cuestión está detrás de la rebaja de un punto en la previsión de crecimiento de EE.UU. para 2021 que este martes ha anunciado el FMI, junto a un menor consumo durante el último cuarto del año.

Al igual que los grandes bancos centrales, el FMI también cree que la subida de precios (esta semana se conocerá la inflación de septiembre en EE.UU. y algunas de las grandes economías europeas) es transitoria, pero puntualiza que las perspectivas actualmente son «muy inciertas».

El organismo ya adelantó la semana pasada que iba a empeorar sus previsiones de crecimiento mundial.

Al cierre de los mercados europeos, el Brent, de referencia en el Viejo Continente, se compra a 83,35 dólares, el 0,36 % menos, mientras que el WTI de Texas, la referencia en América, sube el 0,29 %, a 80,75 euros.

Siemens Gamesa, con un alza del 3,26 %, Cellnex, del 2,67 %, y Acerinox, del 2,29 %, son los valores que más han subido. También en zona verde destacan grandes valores como Santander (1,03 %) e Iberdrola (0,91 %).

Las pérdidas las han liderado IAG e Inditex, que se han dejado el 2,89 % y el 1,49 %, respectivamente. De entre los grandes, BBVA ha caído el 0,17 % y Amadeus el 0,51 %.

El continuo ha subido lo mismo que el IBEX 35, un 0,41 %, y ha cerrado en 884,07 puntos, con Service Point Solutions como el valor más alcista (8,89 %) y Nextil el más bajista (4,73 %).

En el mercado de deuda pública, los bonos de referencia de los países europeos han seguido al alza y el interés del bono a diez años de España, que ayer recuperó la cota del medio punto, ha terminado la jornada en el 0,53 %.

La OCDE ya echa el freno al crecimiento de España y el FMI lo sitúa muy por debajo de las previsiones del Gobierno

La OCDE ya echa el freno al crecimiento de España y el FMI lo sitúa muy por debajo de las previsiones del Gobierno

La OCDE ya echa el freno al crecimiento de España y el FMI lo sitúa muy por debajo de las previsiones del Gobierno

12 octubre, 2021

La OCDE intuye una moderación del ritmo de crecimiento de la actividad económica en España, influido por el alza de precios en la energía y en línea con el grueso de países de la UE y Estados Unidos. Por su parte, el FMI sitúa el crecimiento en España en 2021 en el 5,7% y en el 6,5% en 2022, ambas previsiones muy por debajo de las últimas realizada por el Gobierno de Pedro Sánchez, que espera que el producto interior bruto (PIB) crezca en España un 6,5% en 2021 y un 7% en 2022.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane
Así se desprende de los indicadores compuestos avanzados, capaces de prever inflexiones del ciclo económico y que fueron difundidos este martes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), organismo multilateral con sede en París.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, del mes de agosto de 2021, España ha registrado una tímida subida intermensual, al pasar del 100,3 puntos de julio de 2021 a 100,6 en agosto (+0,3).

El aumento de España, que coloca al país europeo un poco por encima de los 100 puntos, es ligeramente superior que el de la media del grueso de la UE, que pasó de 101 a 101,1 (+0,1).

Las dos principales economías del mundo, China y Estados Unidos, mantienen una tendencia estable y moderada, respectivamente. El primer país repunta 0,1, hasta el 102 puntos, y el segundo se mantiene en los 100,6 puntos.

«Un factor que pesa en los indicadores avanzados es la subida persistente de la inflación durante los últimos meses, principalmente por culpa de la subida de los precios de la energía», indica la OCDE.

Los indicadores compuestos avanzados, que agrupan a varios indicadores, no sirven para cuantificar el grado de recuperación de la actividad o de retroceso, sino la fuerza de las inflexiones en el ciclo económico, tanto al alza como a la baja.

Precisamente a la baja cerró una de las grandes economías mundiales, Brasil, cuyos indicadores retrocedieron entre julio y agosto 0,3, hasta los 102 puntos.


El FMI rebaja la previsión para 2021 y sitúa el crecimiento de 2022 en el 6,5%, frente al 7% de los Presupuestos


El Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó este martes la previsión de crecimiento económico de España en 2021 hasta el 5,7 %, cinco décimas menos que su cálculo de hace tres meses, mientras que elevó la de 2022 al 6,4 %, seis décimas más, en medio de la reactivación económica tras la pandemia.

Así lo recoge el informe de «Perspectivas Económicas Globales», divulgado hoy por el Fondo, que sitúa sus previsiones por debajo de las últimas realizada por el Gobierno de Pedro Sánchez, que espera que el producto interior bruto (PIB) crezca en España un 6,5 % en 2021 y un 7 % en 2022.

Según el FMI, el repunte de la economía española permitirá reducir el desempleo hasta el 15,4 % en 2021 y al 14,8 % en 2022, pero seguirá manteniéndose como el más elevado de la zona euro junto con Grecia.

La institución liderada por Kristalina Georgieva no aprecia presiones inflacionistas significativas en España y prevé un crecimiento de los precios del 2,2 % para el cierre de este año y del 1,6 % para el próximo, en línea similar a la zona euro.

En cuanto a los nuevos cálculos del FMI para el PIB de la zona del euro, el informe incrementa el crecimiento estimado al 5 % en 2021, cuatro décimas más que en sus previsiones de julio, y deja sin modificar el referido a 2022, en el 4,3 %.

De las principales economías del euro, Francia será la que registre un mayor crecimiento del PIB este año con un 6,3 %, lo que refleja una revisión al alza de cinco décimas, mientra que en el caso de Italia el FMI considera que alcanzará el 5,8 %, nueve décimas más que lo anticipado.

Alemania, por su parte, sufre un recorte en las previsiones del FMI para 2021 de cinco décimas, hasta una tasa de crecimiento del 3,1 %.

Todo lo contrario ocurrirá en 2022, ya que España y Alemania se colocarán a la cabeza de las cuatro grandes economías europeas, con crecimientos del 6,4 % y del 4,6 %, respectivamente, mientras que Italia tendrá que conformarse con un 4,2 % y Francia, con un 3,9 %.

Fuera ya de la Unión Europea, el FMI pronostica para el Reino Unido una rebaja de su crecimiento de dos décimas respecto a su anterior pronóstico, hasta el 6,8 %, en tanto que incrementa en dos décimas el del 2022, hasta el 5 %.

El Fondo en este nuevo informe cifra el crecimiento de la economía mundial en el 5,9 % en 2021, una décima menos, y en el 4,9 % en el 2022, igual que en su anterior informe de julio.

Sánchez no evita, pese a su ajuste de hora, los abucheos y pitidos en el desfile de la Fiesta Nacional

Sánchez no evita, pese a su ajuste de hora, los abucheos y pitidos en el desfile de la Fiesta Nacional

Sánchez no evita, pese a su ajuste de hora, los abucheos y pitidos en el desfile de la Fiesta Nacional

12 octubre, 2021

Pedro Sánchez ha buscado escudarse en la Familia Real para evitar los abucheos, pitidos y peticiones de dimisión del público asistente al desfile del Día de la Fiesta Nacional.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Los abucheos y gritos de dimisión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han protagonizado este martes el Día de la Fiesta Nacional que ha recuperado el tradicional desfile por el Paseo de la Castellana, después de que el año pasado se suspendiera por la pandemia, aunque en un formato más reducido. Y eso que el líder socialista, jefe del Ejecutivo por el apoyo de la extrema izquierda y separatistas, ha intentando ajustar al máximo su hora de llegada y salida al acto con el de los Reyes.

Los reyes Felipe y Letizia, acompañados de la infanta Sofía, han presidido la parada militar, a la que no ha asistido la princesa Leonor, debido a las condiciones sanitarias que impone el internado en el que estudia bachillerato en Gales.

La normalidad ha caracterizado un desfile en el que el que Sánchez no ha podido evitar los pitidos, abucheos, insultos y gritos de «fuera» y «dimisión», tanto al principio como al final del acto, a pesar de que ha intentado sincronizar al máximo su llegada y despedida con la de los reyes.

Como viene siendo tradicional, los monarcas han sido recibidos con vítores y aplausos por los cientos de personas que desde primera hora de la mañana se encontraban apostados en los laterales del Paseo de la Castellana.

El acto ha congregado prácticamente a todos los ministros del Gobierno, incluidos los de Unidas Podemos, entre ellos la titular de Igualdad, Irene Montero, que llevaba una mascarilla con la bandera trans.

Charlando de forma distendida han esperado la llegada de los reyes la ministra de Defensa, Margarita Robles; el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente; junto al almirante Teodoro López Calderón, jefe del Estado Mayor de la Defensa.

En la tribuna de autoridades han estado también todos los presidentes autonómicos, salvo el catalán, Pere Aragonés, y el vasco, Íñigo Urkullu.

A estas ausencias, ya tradicionales, se han unido este año el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que lo ha justificado en que quiere preparar el debate autonómico de política general del día siguiente, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de viaje en Bruselas.

La cúpula de Defensa, políticos de todos los partidos, entre ellos, el líder del PP, Pablo Casado; y el Vox, Santiago Abascal; y representantes de las altas instituciones del Estado se encontraban desde primera hora en la tribuna, situada a la altura del estadio Santiago Bernabéu.

El sol y una temperatura casi veraniega han acompañado la celebración de este día, en el que bajo el lema «Servicio y compromiso», se ha querido recordar el trabajo de las Fuerzas Armadas durante la pandemia, en catástrofes naturales como Filomena, en la erupción del volcán de La Palma o en la evacuación de ciudadanos afganos.

La situación sanitaria, con una menor incidencia de la covid, ha permitido volver a ver desfilar por las calles de Madrid a miembros de los tres ejércitos, Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil o bomberos, todos ellos con mascarilla quirúrgica.

Un total de 2.656 militares, 68 aeronaves entre aviones y helicópteros y 115 vehículos han participado en este desfile frente a los más de 4.000 de 2019, último año que se celebró tras el paréntesis de 2020, en el que se optó por una pequeña parada militar con poco más de medio millar de efectivos en la plaza de la Armería del Palacio Real.

Este año no ha habido ningún susto y el paracaidista con la bandera de España ha tomado tierra justo delante de los reyes en la tribuna de honor. En 2019 se quedó colgado de una farola.

No ha faltado la cabra de la Legión, que en realidad es un carnero, de nombre puzzle. También han desfilado varios perros, como un San Bernardo, mascota de la compañía de Cazadores de Montaña, o los que acompañaban a la Unidad Militar de Emergencias (UME), llamados Pogo, Pampero y Aker.

Los aviones de la Patrulla Águila han abierto el desfile aéreo y han cerrado la parada pintando con humo los cielos de los colores de la bandera de España, que en algún momento se han visto difuminados, para goce de algunos miembros de Podemos, como Pablo Echenique, que ha ironizado en Twitter con el hecho de que el rojo de los laterales parecía el morado de la bandera republicana.

Cada catalán debe por la deuda de la Generalitat 10.673 euros, más del doble que un madrileño en la CM

Cada catalán debe por la deuda de la Generalitat 10.673 euros, más del doble que un madrileño en la CM

Cada catalán debe por la deuda de la Generalitat 10.673 euros, más del doble que un madrileño en la CM

03 octubre, 2021

LAS EMPRESAS PÚBLICAS CATALANAS, CON 1.479 MILLONES DE EUROS, SON TAMBIÉN LAS QUE MÁS DEBEN DE TODA ESPAÑA

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Los ciudadanos españoles deben de media 6.584 euros cada uno a cuenta del endeudamiento de sus respectivas comunidades autónomas, pero esa cantidad se eleva hasta los 10.673 euros en el caso de los catalanes, que duplican o más la deuda per cápita por este concepto de otras siete autonomías, entre ellas la Comunidad de Madrid (CM). Y esa abultada deuda por ciudadano se registra en la autonomía española con más impuestos por IRPF, patrimonio y sucesiones y con el mayor número de impuestos propios a sus habitantes.

Según el Banco de España, muy cerca de la cifra de Cataluña se sitúa la Comunidad Valenciana, con 10.673 euros por habitante; y también se sitúan por encima de la media Baleares (7.675 euros), Castilla-La Mancha (7.637), Murcia (7.371 euros) y Aragón (6.745 euros).

La cifra más baja corresponde a Canarias, con 2.929 euros, y también están por debajo de la media Andalucía (4.185 euros), Galicia (4.476), Asturias (4.802), Extremadura (5.029), Comunidad de Madrid (5.212), País Vasco (5.280), La Rioja (5.373), Navarra (5.503) y Castilla y León (5.567).

Los datos facilitados esta semana por el Banco de España, referidos al segundo trimestre, mantienen a Cataluña como la comunidad con mayor endeudamiento, 81.862 millones de euros, por delante de la Comunidad Valenciana, con 51.747 millones.

Esta última es la que tiene una mayor deuda respecto al PIB regional, el 47,8 %, seguida de Castilla-La Mancha, con un 39,2 %; Cataluña, con un 37,1 %, y Murcia, con un 37 %.

También están por debajo de la media en este indicador Baleares (29,7 %) y Extremadura (27,6 %), mientras que la menor deuda respecto al PIB corresponde a Canarias (15 %) y Madrid (15,7 %).

Respecto al segundo trimestre de 2020, solo tres comunidades han reducido su endeudamiento: Asturias, un 2,23 %; Madrid, un 1,27 %, y Navarra, un 0,25 %.

En el lado opuesto, los mayores incrementos han correspondido al País Vasco, un 9,93 %; Extremadura, un 8,68 %, y Murcia, un 7,50 %; mientras que apenas varió -menos del 1 %- en Andalucía, Baleares, Cantabria, La Rioja, Galicia y Castilla-La Mancha.

En conjunto, las comunidades autónomas sumaron 4.345 millones de deuda en el segundo trimestre, un 2,07 %, hasta 312.030 millones, equivalentes al 26,9 % del PIB.

Las empresas públicas catalanas, con 1.479 millones de euros, son también las que más deben de toda España

Por otra parte, las empresas públicas de las comunidades autónomas acumulaban al término del segundo trimestre una deuda de 3.108 millones de euros, de los que más del 90 % corresponden a Cataluña, con 1.479 millones de euros, y Madrid, con 1.355 millones.

Las empresas públicas vascas suman una deuda de 128 millones; las aragonesas, de 59; las andaluzas, de 39; las gallegas, de 22; las baleares, de 9 millones; las cántabras y las navarras, de 6; las asturianas, de 4, y las valencianas, de un millón de euros.

El siguiente cuadro recoge, por comunidades autónomas, la deuda al término del segundo trimestre (en millones de euros), la diferencia porcentual respecto al mismo período de 2020, el porcentaje que supone la deuda respecto al PIB regional, la población (a 1 de enero de 2021 según el INE) y la deuda por habitante: