LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

21 octubre, 2021

Hace no demasiadas fechas nos dejaba un enorme poeta murciano, que nos hizo descubrir en sus versos universos inusitados; permítanme que, para abrir este micrófono callado, emplee palabras suyas, que nos ayudarán a sobrellevar la tensión de esta jornada y de las venideras. Diré, como decía el maestro Francisco Sánchez Bautista, que mi corazón se va consolidando como los fósiles. Un día será monte de todos…

Aunque, en realidad, no sé si en ese monte de todos cabremos todos. El último informe sobre ‘El estado de la pobreza en España’, de la red europea EAPN me hace dudarlo, y me sobrecoge el alma. Este documento revela la existencia de unas 169.000 personas en la Región que subsisten con menos de 281 euros al mes. De este infausto modo, en la ciudad murciana llamada Pobreza Severa, se hacinan casi 170 mil habitantes.

Asimismo, el informe de la red EAPN señala que una de cada diez personas en la Región de Murcia no puede disponer de un ordenador personal. El 8 % no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días. Un 13% no puede mantener la vivienda con una temperatura adecuada. El 43% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos. Y un 45% no puede ir de vacaciones al menos una semana al año.

Semejantes datos demuestran que la pandemia, una vez más, se ha cebado con los más vulnerables, y que la recuperación económica para ellos está muy lejana. ¿Hasta qué punto nuestra inacción también es culpable? Cuando un aspirante a ‘Fígaro’ se topa de bruces con la pobreza en su tierra querida, el corazón le flaquea, y ya no es ni monte de uno mismo…

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

14 octubre, 2021

Los Presupuestos Generales del Estado contemplan una inversión en la Región de Murcia de 723 millones de euros, que nos sitúa entre las primeras comunidades que más dinero recibirán del Gobierno central. Este presupuesto para nuestra Región supone casi 98 millones más de los que consignaba el presupuesto de 2021.

Por arte de magia financiera, semejante incremento nos consagra como la quinta autonomía con más inversión del Estado, con un aumento de más del 15% respecto al ejercicio pasado. La Región consigue, así, un 5,6% de la cifra total de inversiones que el Gobierno reparte con matemática generosidad entre las regiones de esta España dividida; un porcentaje superior al peso específico que nuestra Comunidad tiene en el conjunto de España tanto en población (3,2%) como en Producto Interior Bruto (2,6%). De esta suerte, Murcia es la primera autonomía en inversión por habitante, con 477 euros, muy por encima de los 266 de la media. Frótense los ojos, primeros en inversión por habitante. Aunque no es oro todo lo que reluce…


Hipólito Martínez, director y presentador del programa

En política económica, como en el embrujo de la prestidigitación, hay trucos y golpes de efecto. También los prestidigitadores hacen números; en uno de sus más clásicos, se sacan conejos de la chistera.  En este millonario presupuesto, el conejo adquiere forma de submarino; porque, buena parte del mismo, la acapara la ejecución de la serie S-80 de submarinos para la Armada en el astillero de Navantia en Cartagena.

En efecto, en 2022, la inversión crece de manera muy notoria, pero hay que agradecérselo fundamentalmente al submarino amarillo de nuestra esperanza. Por contra, en los Presupuestos del Estado brillan por su ausencia las turbias aguas del Mar Menor. En un primer momento, ni siquiera el Ministerio para la Transición Ecológica se dignó explicar si se utilizarían ayudas europeas para nuestra albufera enferma, como ya se había asegurado el año pasado. Ante el revuelo suscitado por tamaño olvido, la Ministra aclaró (es un decir) que se invertirán doscientos millones. Empero, no hay partida consignada en los PGE

En suma, la Región de Murcia parece salir favorecida en el reparto de las inversiones recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado; no obstante, hay olvidos que claman al cielo. ¿Dónde está el Mar Menor? ¿Cómo no figura ni una partida, ni siquiera una mención expresa en los presupuestos de la nación?

He aquí la insoportable levedad de un presupuesto que aparentemente nos trata bien, aunque no nos trate nada bien en asuntos de tan vital trascendencia como el Mar Menor.  A este ritmo, entre competentes e incompetentes, el desastre medioambiental no tendrá remedio.

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

EL AUTOGIRO DE LA HISTORIA

EL AUTOGIRO DE LA HISTORIA

14 junio, 2021

Hay historias con hache mayúscula. La del aeropuerto de Corvera tiene intrigas para llenar más de una decena de voluminosos tomos de la enciclopedia Espasa del dislate; el aeropuerto que no iba a costar un euro (y por desgracia así fue) ahora nos va a costar un pleito más: un pleito aberrante, el del nombre. Y si me apuran también el de los 8 apellidos murcianos. Una estrafalaria astracanada que nos ha de granjear una nueva e inmerecida mala imagen a nivel nacional e internacional. A este aeropuerto nuestro, todo le sale al revés. Y las vueltas que aún dará el autogiro del disparate hispánico. 

El consejero de Presidencia, Marcos Ortuño, anunciaba la semana pasada que el Ejecutivo regional llevaría a los tribunales al Gobierno de España con un recurso por la vía judicial administrativa ya que, entienden, el Gobierno central basa su rechazo al cambio de nombre del Aeropuerto de Corvera en un «informe ideológico», redactado por un historiador de cuyo nombre muchos ya no quieren acordarse.

En este sentido, surgen numerosas dudas. Como les decía el otro día, a veces la memoria, con ley o sin ley, se vuelve histérica. ¿Por qué el Gobierno rechaza el nombre de Juan de la Cierva para nuestro aeropuerto internacional?, ¿qué otra personalidad ha podido acaparar más méritos que él en el campo de la aeronáutica para que se le honre y recuerde en un aeródromo? Hasta hoy la figura de Juan de la Cierva, no implicaba rechazo alguno; ¿a qué viene ahora mirarse el ombligo?

En la Región y en España entera, en más de 80 años, nadie había puesto en tela de juicio al inventor Juan de la Cierva. Al contrario, proliferan las calles, becas, premios, colegios e institutos que llevan su nombre por toda la geografía nacional y nadie ha sentido vergüenza, ni el más mínimo pudor. ¿Qué ocurre entonces? ¿Por qué precisamente ahora?

La historia no es una ciencia exacta, nunca lo fue; ni lo podrá ser tampoco en la mal llamada sociedad de la información. En consecuencia, si afinamos la mirada, la práctica totalidad de los personajes históricos mostrarán evidentes e incluso paradójicos claroscuros. Y también los tiene el insigne Juan de la Cierva.

Una cuestión sobrevuela el cielo de Corvera: ¿Participó de la Cierva en la organización del Alzamiento? Para algunos historiadores está comprobado, otros lo discuten y lo rebaten. Pero lo que nadie pone en duda es la singular genialidad del inventor del autogiro, precedente directo del helicóptero, y de un mundo como el nuestro lleno de hélices.

De la Cierva es un ingeniero que prestigia a la Región y a España. De tal modo, en muchos años no ha habido ni un atisbo de polémica sobre su inmensa relevancia internacional. Y no lo hubiera habido ahora, si no se hubiera buscado ex profeso. Muy pocos personajes públicos superarían un examen de este rigor. No lo superaría, ni el propio Adolfo Suárez.

Extremando esta situación al más puro absurdo, se podría exigir que el aeropuerto de Barajas dejara de llevar el nombre de Adolfo Suárez por su relación con el franquismo. A sus destellos democráticos, le precedieron densas sombras en el final de la dictadura, que le llevarían a culminar su carrera en el antiguo régimen como secretario general del Movimiento.

Antes sería Gobernador Civil de Segovia en pleno franquismo (1968), procurador en las Cortes franquistas, director General de Radiodifusión y Televisión de 1969 a 1973 y presidente de la Empresa Nacional de Turismo de 1973 a 1975. Y ya, en los estertores del franquismo, durante el primer Gobierno de la Monarquía, todavía presidido por Carlos Arias Navarro, sería nombrado ministro secretario general del Movimiento, y ése era un cargo que no se le daba a cualquiera, y menos en aquellos momentos de acerba incertidumbre. Después, ya saben lo que ocurrió; la Historia haría sus juegos malabares y le convertiría en el adalid de nuestra democracia. Pero antes fue lo que fue. Ni más ni menos.

En suma, la historia tiene muchas vertientes y sus protagonistas alternan tinieblas entre periodos de luminosidad. No negamos los méritos de Suárez; pero sin duda De la Cierva los tiene en grado sumo, y nadie se los debe hurtar; está a la altura de los más grandes inventores, como nuestro Isaac Peral. Al submarino, reciente y solemnemente botado, al menos le han puesto el nombre de Peral sin mayores sarpullidos; y por fortuna, nadie ha sacado ningún informe en contra. (Al menos hasta este ‘ahora’ tan volátil como incierto). Con la descomunal concatenación de problemas que asolan esta tierra de María, nos buscamos uno que no teníamos…

Sin embargo, al parecer esto no se iba a parar aquí. Se barruntaban más cambios en denominaciones muy llamativas. Así el Ministerio de Ciencia la semana pasada anunciaba oficialmente que los Premios Nacionales de Investigación dejarían de lucir nombres de científicos e investigadores tan indiscutibles como Ramón y Cajal o el propio Juan de la Cierva.

Empero, de humanos sabios es rectificar: finalmente el Ministerio mantendrá los nombres de científicos en los premios de investigación. Mas es una rectificación con sordina; ante la avalancha de las críticas recibidas desde la Comunidad Universitaria y del ámbito de la Ciencia en general, aparentemente dan su brazo a torcer, aunque todavía no se asegura si Juan de la Cierva o Ramón y Cajal conservarán sus nombres en estos galardones.

¿Nos estamos volviendo locos?, ¿o sencillamente imbéciles? Tal vez sea un problema de altura, de mal de altura; quizá el autogiro de De la Cierva haya subido demasiado alto para tantas bajezas humanas, que se arrastran por el barro mientras creen que vuelan.

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

 LA DESESCALADA QUE VIENE

 LA DESESCALADA QUE VIENE

10 junio, 2021

Estamos emprendiendo una desescalada que nos tendría que llevar al fin de esta pesadilla. No sé si es demasiado prematuro para relajar al máximo las escasas restricciones todavía en vigor; pero parece que ya podemos aspirar a una especie de normalidad, que ni será nueva, ni tampoco será muy normal. Porque la sombra de la pandemia todavía es muy alargada. No quisiera recordar que la anterior desescalada estival acabo en un monumental descalabro, y que todavía estamos penando las alegrías navideñas que tanto dolor esparcieron a lo largo y ancho de la geografía nacional.

De entonces a ahora, la diferencia es notable; porque en el verano pasado no disponíamos de vacunas; y en Navidad, sólo conformaban una esperanzadora posibilidad, que tardaba en llegar. En vísperas de este verano, en cambio, la vacunación progresa adecuadamente en toda España. Sin embargo, existen nuevas variantes muy agresivas como la brasileña, la india o la sudafricana (y no serán las últimas en aparecer), cuyas repercusiones todavía son impredecibles.

En este mismo programa, Pedro Aparicio, catedrático de Inmunología de la Universidad de Murcia nos advertía de que ya se ha detectado que la vacuna de AstraZeneca no protege frente a la mutación sudafricana. Es sólo un aviso a navegantes, porque en esta aldea global, Sudáfrica es vecina de todo el orbe, también es vecina nuestra. Por fortuna, la penetración actual de la variante sudafricana en nuestro continente es muy baja.

Mas, el factor que podría torcer enrevesadamente el guion de este drama que ya dura 15 meses, sería la hipotética aparición de nuevas cepas tan diferentes al virus original que fueran capaces de infectar tanto a personas que ya han pasado el covid como a las vacunadas. De momento, esto suena a ciencia ficción, pero también lo parecía al principio la irrupción del covid en nuestras vidas…

Por otra parte, resulta patente que el mayor riesgo no está en Europa sino en el Tercer Mundo sin vacunas; sería utópico pensar en una inmunidad de grupo, en un universo tan interconectado, sin que la inmensa mayoría de los países pobres estén vacunados

Aunque fuera sólo por nuestro propio interés, por puro egoísmo, deberíamos volcarnos con el Tercer Mundo; el riesgo de que la población sin inmunizar pueda propiciar nuevas y más agresivas variantes supone una amenaza que no se debería descartar. ¿Hasta qué punto la Comunidad Internacional este asumiendo este reto? Éste es el quid de la cuestión.

Ante tan colosal desafío, nuestras disputas provincianas quedan en flagrante evidencia. Tanto es así, que en nuestro pequeño paraíso español y en nuestra benditamente soleada Región, seguimos discutiendo con ardor sobre desescaladas, y echándonos los trastos a la cabeza, que es el deporte nacional desde tiempos inmemoriales.

A pesar de todo, la fiesta de la desescalada la vamos a vivir, querámoslo o no, de un confín a otro de nuestra española tierra. Y las mascarillas pueden volar por los aires… Y también muchas vidas. Sin embargo, unos cien mil españoles (entre ellos, más de 1.600 murcianos) ya no la podrán celebrar. Pero, en realidad, ¿qué estamos celebrando…?

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

PERSPECTIVAS FAVORABLES, FUTURO INCIERTO

PERSPECTIVAS FAVORABLES, FUTURO INCIERTO

07 junio, 2021

Las buenas perspectivas económicas siguen acumulándose unas tras otras; después de los buenos datos de paro y de afiliación a la seguridad social de mayo, este lunes hemos conocido el estudio de Randstad, que refleja que las contrataciones subirán un 24% este verano en la Región, el sexto mayor incremento de España, lo que supondrá la creación de 15.210 contratos, frente a los 12.264 de la pasada temporada estival. Éstas son, al menos, las previsiones de contratación de Randstad.

En el conjunto del país, la campaña de verano supondrá casi 439 mil contratos, un 20,7% más que el mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar niveles de 2015; en la Región incluso superaremos esa marca, llegaremos al 24%. Sin embargo, a nivel nacional, Randstad ha subrayado que la cifra estará un 30% por debajo del porcentaje alcanzado en 2019, cuando el nivel de contratos superó los 621 mil.

En realidad, desde 2012, el volumen de contratos en verano no ha dejado de crecer. No obstante, la eclosión del coronavirus hizo que el indicador se desplomara en 2020 hasta poco más de 363 mil contratos. Este verano las perspectivas son mucho mejores, porque el avance en la vacunación y el levantamiento de las restricciones sanitarias favorecerán su incremento, tanto a nivel nacional como regional.

Así en nuestra Comunidad, de acuerdo con este informe de Randstad, el número de contrataciones se disparará un 24%, o lo que es lo mismo se crearán más de 15.200 contratos. Una previsión que, de cumplirse, indicará que marchamos por el buen camino, y que la pandemia no se ha recrudecido, y puede estar entrando en un definitivo declive, factor decisivo que nos permitirá seguir creciendo.

Pero, a día de hoy, esto más un deseo que una realidad. Pese a ello, aunque nos hallemos lejos todavía de la resolución de esta crisis de proporciones bíblicas, sí que constituye una grata evidencia que las vacunas están funcionando y con ellas se están abriendo las puertas a un porvenir más prometedor.

En cualquier caso, tomemos estas previsiones con cautela; el virus (aunque aparentemente controlado) todavía está entre nosotros. Y mientras habite en suelo patrio, las previsiones no pueden ser más que provisionales.

LA POBREZA, EL MONTE DE TODOS

“MENOS PARO, PERO DEMASIADOS PARADOS”

“MENOS PARO, PERO DEMASIADOS PARADOS”

02 junio, 2021

Seguimos con buenas nuevas en la Región; ayer destacábamos que renacía la confianza empresarial, y hoy se confirman estos buenos augurios, que ya nos avanzaba el indicador de confianza empresarial de la Cámara de Comercio, en los datos del paro y de afiliación a la Seguridad Social de mayo, que nos muestran cómo el desempleo retrocede a registros de hace un año. El paro se redujo en 4.677 personas en mayo, casi un 4% menos, y la Seguridad Social ganó 14.295 afiliados, un incremento del 2,35% es el más alto del país.

Estos datos hablan por sí solos. Sin duda, el avance de la vacunación y el final del estado de alarma están impulsando la recuperación económica en la Comunidad, apoyándose en el renovado auge del sector servicios. Aun así, nuestra felicidad no puede ser completa porque el número de desempleados todavía es muy elevado, 114.167 murcianos siguen buscando trabajo, estas cifras de paro prácticamente son idénticas a las de hace un año. Porque respecto a mayo de 2020, el desempleo ha descendido en solamente una persona, un porcentaje que roza el 0%. ¿Quién será ese dichoso murciano?

Sobre la buena evolución del desempleo en la Región, la directora general del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), Marisa López Aragón, subrayó que mayo es un mes en el que tradicionalmente desciende el paro, aunque lo significativo de este año es que el descenso de casi un 4% es el mismo que se venía produciendo de media en los años anteriores a 2020, lo que refleja el efecto de la reactivación de muchos sectores, principalmente el de servicios.

Aunque los datos son alentadores, las valoraciones divergen, como suele ser habitual. Desde Comisiones Obreras, aun reconociendo que son positivos, invitan a no dejarse llevar por el optimismo e insisten en que la pandemia está provocando una enorme precarización del empleo. Y piden un cambio de modelo productivo y que los fondos de la UE y del Gobierno Central se empleen en los sectores de la sociedad más necesitados

En la misma línea, UGT remarca la precariedad laboral en nuestra Región, y se valora con cautela el descenso del paro porque no ha sido tan acusado entre las mujeres y los extranjeros. Asimismo, se destaca que la mayoría de los contratos que se han realizado son temporales.

Al margen de valoraciones, las mejores noticias las encontramos en la afiliación a la Seguridad Social. La afiliación media en la Región se situó en mayo en 621.827 personas, que en términos absolutos implica un aumento de 14.295 personas con respecto al mes anterior. Este incremento relativo del 2,35% es el más alto del país. Y en términos interanuales, la afiliación creció en 33.498 personas en los últimos doce meses (un 5,69%).

Los registros son también muy positivos a nivel nacional, el número de desempleados disminuyó en casi 130 mil personas en mayo, hasta dejar la cifra de parados en 3.781.250, lo que supone el mayor recorte de la serie histórica. La Seguridad Social, asimismo, ganó casi 212 mil afiliados de media, una cifra similar a la registrada en otros meses de mayo previos a la pandemia, y elevó el número de cotizantes hasta los 19.267.221.

Al final, la recuperación aparentemente se está acelerando a un ritmo que hace seis meses nadie se hubiera atrevido a pronosticar. En cualquier caso, haríamos mal en echar las campanas al vuelo antes de tiempo; la inquietante incógnita de la pandemia todavía no se ha despejado.