Mediaset España, pendiente la opa de Berlusconi, gana el 35,4% menos

Mediaset España, pendiente la opa de Berlusconi, gana el 35,4% menos

Mediaset España, pendiente la opa de Berlusconi, gana el 35,4% menos

Mediaset España, que se encuentra en proceso de opa par parte de la familia Berlusconi, los accionistas de control del grupo audiovisual con sede en Italia, ganó 23,7 millones de euros en el primer trimestre de 2022, un 35,4 % menos respecto a los datos del mismo periodo del año anterior, debido al rendimiento «inferior al esperado» del mercado publicitario y al aumento de costes.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Según ha informado la compañía este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos del grupo audiovisual -dueño de canales como Telecinco o Cuatro- alcanzaron los 188 millones, un 2,2 % más que en el mismo periodo de 2021.

En este sentido, Mediaset España facturó 167,2 millones a través de la publicidad, con un aumento del 2,1 % respecto al primer trimestre de 2021, mientras que los ingresos publicitarios digitales crecieron un 23,9 %.

Los otros ingresos del grupo, que incluyen la venta de contenido a terceros, internet y suscripciones de Mitele Plus, alcanzaron los 20,8 millones, un 3,2 % más.

Según los datos de Mediaset atribuidos a Infoadex, el mercado publicitario audiovisual español ascendió a 719,6 millones, con un incremento del 5,5 % respecto al primer trimestre de 2021, mientras que el mercado publicitario de televisión alcanzó los 383,7 millones, un 1,1 % más.

Mediaset España señala que el empeoramiento de la situación geopolítica con la guerra de Ucrania y la huelga de transporte «afectaron al comportamiento del mercado publicitario, que tuvo un rendimiento inferior al esperado».

Atendiendo a estos números, el grupo obtuvo una cuota del mercado audiovisual del 24,1 %, frente al 30,6 % del mismo trimestre de 2021, y del 41,7 % en el mercado televisivo nacional.

El resultado bruto de explotación o ebitda de Mediaset España se situó en 34,3 millones, un 33,1 % menos que los 51,3 millones registrados en el primer trimestre de 2021.

Las inversiones netas de la compañía ascendieron a 39,3 millones en el primer trimestre de 2022, frente a los 32,7 millones del mismo periodo de 2021

El Grupo audiovisual registró una cuota de pantalla del 26,4 % en 2021 y un 29,5 % de target comercial.

Mediaset España aumentó costes hasta los 153,7 millones, un 15,9 % más que en 2022, impulsado, según el grupo, por la difícil comparativa con el mismo periodo de 2021 y la vuelta a la normalidad en términos de programación.

Así, la caja neta de la compañía cerró 2021 en 312,2 millones, frente a los 95,6 millones que presentaba en el mismo periodo de 2021.

El grupo ha presentado estos resultados después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admitiera a trámite en abril la solicitud de Media For Europe (MFE), controlada por la familia Berlusconi, para lanzar una oferta pública de adquisición (opa) con el fin de hacerse como mínimo con el 85 % del capital social.

En la actualidad, MFE controla el 55,69 % de las acciones de Mediaset España y la idea sería hacerse con, al menos, un 29,31 % más. 

La gasolina y el gasóleo marcarán la Semana Santa más cara de la historia

La gasolina y el gasóleo marcarán la Semana Santa más cara de la historia

La gasolina y el gasóleo marcarán la Semana Santa más cara de la historia

Dispensador de gasolina y gasóil en una gasolinera de Cepsa en Madrid, este viernes. La gasolina y el gasóleo marcarán los precios más altos para una Semana Santa de la historia pese a la rebaja de 20 céntimos por litro establecida por el Gobierno, una medida que no ha impedido que ambos carburantes sigan por encima de los récords de 2012 que se estuvieron vigentes casi 10 años.

La gasolina y el gasóleo marcarán los precios más altos de la historia en una Semana Santa pese a la bonificación de 20 céntimos por litro establecida por el Gobierno, una medida que no ha podido evitar que ambos carburantes sigan por encima de los récords de 2012 que estuvieron vigentes casi 10 años.

Coincidiendo con el inicio de la operación salida de Semana Santa, donde según la Dirección General de Tráfico (DGT) se esperan 14,6 millones de viajes por carretera entre hoy y el próximo 18 de abril, los carburantes siguen marcando valores récord a pesar de que el descuento que entró en vigor hace justo una semana ha dado un respiro a los consumidores.

Los datos recopilados por Efe en el Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico arrojaban, a las 15:00 horas, un precio medio -una vez aplicado el descuento- de 1,584 euros el litro para la gasolina, y de 1,605 euros en el caso del gasóleo.

El Geoportal, que recopila en tiempo real los precios de los carburantes en cerca de 11.000 estaciones de servicio de toda España, muestra que la gasolina y el gasóleo registran su precio más elevado de la historia en una Semana Santa, por encima de los valores alcanzados en la de 2012, la más cara hasta la fecha, cuando la gasolina se pagaba a 1,475 euros y el gasóleo a 1,372 euros.

Sin embargo, si al precio de los carburantes no se le aplicase el descuento aprobado por el Ejecutivo en el marco del plan nacional de respuesta ante las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, la gasolina alcanzaría un precio medio de 1,784 euros, frente a los 1,805 euros que pagarían los consumidores al repostar gasóleo.

En este sentido, gracias a la bonificación rellenar un depósito medio de 55 litros con gasolina en la primera fase de la operación salida -entre hoy y el domingo- costará 87 euros, mientras que con gasóleo alcanza los 88 euros, lo que supone pagar cerca de 11 euros menos que sin el descuento de 20 céntimos por litro tanto si se utiliza gasolina como si se elige gasóleo.

MÁS CARO QUE EN LOS AÑOS ANTERIORES

Pese al respiro que han dado ambos carburantes en el último mes tras comenzar el año con once semanas consecutivas al alza que les llevaron a superar los máximos históricos vigentes desde 2012, hace casi diez años, sus precios actuales siguen siendo muy superiores a los registrados en los años anteriores, según los datos del Geoportal.

Así, los precios que marcan hoy la gasolina y el gasóleo superan los valores tanto de 2019, antes de que estallara la pandemia, como de 2020, en pleno confinamiento decretado para combatir al coronavirus, y de 2021, cuando se empezaba a recuperar la movilidad tras superar la fase más dura de la crisis sanitaria.

En 2019, cuando comenzó la Semana Santa, la última antes de la pandemia, la gasolina se pagaba a 1,325 euros y el gasóleo a 1,238 euros, un 16 % y un 23 % menos, respectivamente, en comparación con los precios actuales -descuento de 20 céntimos incluido-.

En 2020, cuando los precios cayeron como consecuencia del confinamiento y las restricciones de movilidad vigentes no solo en España, sino en casi toda Europa, la gasolina alcanzó un precio de 1,121 euros y el gasóleo de 1,038 euros, lo que suponía pagar un 29 % y un 35 % menos, respectivamente, respecto a la Semana Santa actual.

Ya en 2021, la gasolina, con un precio medio de 1,31 euros, era un 17 % más barata cuando comenzó la Semana Santa, mientras que el gasóleo, que costaba 1,18 euros, tenía un precio un 26 % inferior al de ahora.

MEDIDAS EN EUROPA

Para amortiguar el impacto que la escalada del precio de los carburantes está teniendo en los consumidores, y que se ha acelerado con motivo de la invasión rusa de Ucrania, gran parte de los gobiernos europeos han tomado medidas para suavizar la situación.

En este sentido, según explica el último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que cifra el precio medio actual de la gasolina en el continente en 1,855 euros el litro, frente a los 1,861 euros del gasóleo, países como Polonia y Eslovenia han rebajado la carga impositiva de los carburantes, mientras que otros como España y Francia han establecido bonificaciones.

En cuanto a las medidas tomadas por el Gobierno español, el 1 de abril entró en vigor la bonificación de 20 céntimos por litro de combustibles para todos los consumidores, de los cuales 15 céntimos corren a cargo del Estado y un mínimo de cinco lo aplican las petroleras.

POR DEBAJO DE LA MEDIA

Pese a los niveles históricamente elevados que regiustran la gasolina y el gasóleo en España desde que comenzó 2022, gracias a la menor carga impositiva que soportan ambos carburantes, su precio se sitúa por debajo de la media europea.

Así, la gasolina más cara de la UE se encuentra actualmente en Finlandia (2,15 euros) y Países Bajos (2,112 euros), mientras que el gasóleo con el precio más alto se encuentra en los países nórdicos, concretamente en Suecia (2,438 euros) y Finlandia (2,253 euros).

Por el contrario, los precios más baratos de la gasolina en Europa se registran en Malta (1,34 euros) y Polonia (1,420 euros), y los del gasóleo los marcan también Malta (1,21 euros) y Hungría (1,422 euros).

En comparación con los países del entorno, España presenta los valores más bajos, siendo superada por Alemania, donde la gasolina se paga a 2,056 euros y el gasóleo a 2,058 euros, Francia (1,832 y 1,891 euros, respectivamente), Italia (1,792 y 1,788 euros) y Portugal (1,989 y 1,927 euros).  EFE

Rusia sube más del 50% el suministro de gas a España en plena invasión de Ucrania

Rusia sube más del 50% el suministro de gas a España en plena invasión de Ucrania

Rusia sube más del 50% el suministro de gas a España en plena invasión de Ucrania

08 abril, 2022

Aunque la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pide prohibir el gas y petróleo ruso ante la atrocidad en Ucrania, lo cierto es que en España se ha disparado la importación de esta materia prima. La entrada de gas ruso a España se incrementó en marzo, en plena invasión de Rusia a Ucrania, un 50,7 % respecto a febrero y Rusia aumentó su peso en el suministro total a nuestro país hasta el 8,7 %, situándose como tercer suministrador por delante de Nigeria, mientras que EEUU fue, por tercer mes consecutivo, el primero.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, denuncia, sin embargo, que las exportaciones de gas y petróleo procedentes de Rusia «es una de las principales vías de financiación de (Vladimir) Putin», motivo por el que «hay que pensar en cómo hacerlo lo antes posible» tanto por «una visión moderna de gestión de la situación, como por decencia moral y por las demandas de los ciudadanos».

Pues bien, según el Boletín Estadístico de Enagás correspondiente a marzo (cuando ya se había iniciado la invasión rusa de Ucrania), de Rusia entraron 3.277 gigavatios hora (GWh), lo que supone el 8,7 % del total de gas llegado a España en marzo, y un 1,5 % más que el del mismo mes de 2021.

En los primeros tres meses del año, el gas ruso suma 7.629 GWh, lo que supone un 6,7 % del total, situándole como el cuarto suministrador, por detrás de Estados Unidos, Argelia y Nigeria.

Rusia es también en los últimos doce meses el cuarto suministrador, con el 7,7 % de cuota.

EEUU, PRINCIPAL SUMINISTRADOR POR TERCER MES CONSECUTIVO

Estados Unidos ya es, por tercer mes consecutivo, el principal suministrador de gas. En marzo importamos de este país el 43,3 % del total, frente al 32,9 % de febrero. Además esa cantidad es cinco veces superior a la del mismo mes de 2021.

En el primer trimestre del año, Estados Unidos también ha ocupado el primer puesto, con una cuota del 36,9 %. Le siguieron Argelia, con el 26,1 %; Nigeria, con el 14,1 %; y Rusia, con el 6,7 %.

Aún así, en los últimos doce meses Argelia es el principal suministrador, con el 37,4 % del total; seguido de Estados Unidos, con el 21,6 %; Nigeria, con el 12,4 %, y Rusia, con el 7,7 %.

Argelia ha sido en marzo el segundo, con el 29,6 % del total y 11.139 GWh (9.666 GWh por gasoducto y 1.473 en forma de gas natural licuado, GNL, que llega por barco). En febrero su porcentaje fue del 26,56 %.

El gas que llega en forma de GNL sigue aumentando, después del cierre, el pasado 1 de noviembre, del gasoducto Magreb-Europa (GEM), que traía gas de Argelia a través de Marruecos, y que dejó como única vía de suministro desde ese país por tubería al gasoducto Medgaz. También por el crecimiento de las importaciones desde Estados Unidos.

UN 71 % DE TODO EL GAS LLEGA YA EN FORMA DE GNL

Este mes de marzo, el suministro de GNL ha representado el 71 % del total, frente al 29 % que ha venido por gasoducto; cuando en marzo de 2021 sus valores respectivos fueron 45,4 % y 54,6 %.

El porcentaje de gas llegado en forma de GNL en marzo (71 % del total) supera al de febrero, cuando fue el 69,8 %.

Por su parte, la Corporación de Reservas Estratégica (Cores), la entidad que contribuye a garantizar la seguridad de suministro de hidrocarburos en España mediante el mantenimiento de reservas y el control de las existencias, ha publicado este viernes los datos de importaciones y exportaciones de gas natural de febrero.

En ese mes aumentaron las importaciones netas un 22,3 % respecto al mismo mes de un año antes, hasta los 34.077 GWh, con una disminución del 21,5 % de las realizadas por gasoducto y un aumento del 57,2 % de las de GNL.

Las importaciones brutas fueron de 37.870 GWh, un 24,7 % superiores a las de febrero de 2021, de las que el 30,1 % fueron por gasoducto y el 69,9 % como GNL.

Según Cores, las importaciones de EEUU, principal suministrador en febrero, se multiplicaron por más de cinco (474 % más) respecto a un año antes; mientras que las de Argelia, que fue el segundo, cayeron un 38,9 %.

También casi se triplicaron en febrero (176,4 % más) las de Nigeria; mientras que las de Rusia cayeron un 60 %.

En los dos primeros meses de 2022, destaca el incremento interanual de las importaciones de EEUU, que se sextuplicaron (518,3 %); y de Nigeria, que se duplicaron (130,3 %); mientras que las de Argelia cayeron un 38,1 % y las de Rusia un 46,1 %.

Las importaciones de gas de EEUU han aumentado un 66 % en los últimos doce meses; las de Argelia, un 37,5 %, y las de Nigeria, un 19,6 %; mientras que las de Rusia han caído un 20,3 %.

En cuanto a las exportaciones de gas natural desde España, en febrero subieron un 50,7 % respecto al mismo mes de un año antes, de las que el 45,2 % fueron por gasoducto y el 54,8 % como GNL.

El principal destino siguió siendo Francia, con el 42,5 % del total; seguido del Reino Unido, con un 25 %, en concreto 950 GWh que constituyen la primera exportación registrada a este país desde que se dispone de datos, que es 2010.

Argelia subirá el precio del gas a España y lo mantendrá al resto de los países

Argelia subirá el precio del gas a España y lo mantendrá al resto de los países

Argelia subirá el precio del gas a España y lo mantendrá al resto de los países

La medida es considerada una represalia por la nueva posición de España relativa al Sáhara Occidental al anunciar recientemente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su apoyo a la propuesta marroquí de soberanía sobre esta región, dando un giro a su política exterior tradicional. 

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

El presidente de la compañía nacional argelina Sonatrach, Toufik Hakkar, anunció este viernes que su país, principal proveedor de gas para España, no descarta revisar al alza los precios del gas a su «cliente español» mientras que mantendrá la misma tarifa para el resto de países.

«Argelia ha decidido mantener, para todos sus clientes, los precios de contratos relativamente adecuados. Sin embargo, no excluye recalcular los precios con nuestro cliente español», declaró Hakkar a la agencia de noticias oficial APS.

Argelia admitió que tiene «unos pocos miles de millones (metros cúbicos adicionales)» aunque no es suficiente para reemplazar la producción rusa para asegurar a Europa una alternativa.

Sin embargo, prevé que, con el ritmo de exploraciones, aumentará su capacidad en los próximos cuatro años, lo que abre perspectivas prometedoras con los «clientes europeos».

Refiriéndose a las exportaciones a Europa, subrayó que «desde el comienzo de la crisis en Ucrania, los precios del gas y el petróleo han explotado».

La medida es considerada una represalia por la nueva posición de España relativa al Sáhara Occidental al anunciar recientemente su apoyo a la propuesta marroquí de soberanía sobre esta región, dando un giro a su política exterior tradicional. 

El Gobierno defendió desde un primer momento que nada cambiaría con Argelia en el suministro del Gas. Incluso la vicepresidenta primera Nadia Calviño llegó a decir que «Argelia es un socio muy importante para España que ha venido proporcionándonos estabilidad en el suministro de gas, con el que estamos en un proceso de diálogo y cooperación constante y que nos seguirá proporcionando esa seguridad en el futuro». Parece, sin embargo, que Argelia no opina lo mismo sobre la actuación del Gobierno de Pedro Sánchez, que no ha tenido mejor idea que enfrentarse y enojar a su mayor suministrador de gas, combustible clave en la generación de energía eléctrica y en muchas industrias y hogares, cuando su precio está en niveles récord.

Las empresas del ‘american way of life’ echan el cierre en Rusia

Las empresas del ‘american way of life’ echan el cierre en Rusia

Las empresas del ‘american way of life’ echan el cierre en Rusia

El primero en anunciar una «pausa en todos sus negocios» en Rusia fue MacDonald´s, empresa que tiene 850 locales en todo el territorio ruso y que da empleo a 62.000 personas. Su llegada a Rusia en 1990 se convirtió en un acontecimiento de modernidad en la Rusia postsoviética.

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

Las marcas más emblemáticas de Estados Unidos y la cultura del capitalismo, como Coca Cola, MacDonald´s o Starbucks, anunciaron hoy casi al unísono que suspenden sus operaciones en Rusia, sumándose así a las decenas de empresas que en días anteriores tomaron una medida similar.

Los anuncios de hoy son especialmente significativos, tanto por el volumen de negocios como por lo simbólico de unas marcas que simbolizan como ninguna otra el «american way of life» y cuya llegada a Rusia, en el particular caso de MacDonald´s en 1990, se convirtió en su momento un acontecimiento de modernidad en la Rusia postsoviética.

La suspensión del negocio de estas franquicias mundiales supone para Rusia un golpe adicional en el mismo día en que el presidente Joe Biden anunció la prohibición de importación de petróleo, gas natural y carbón de Rusia como castigo por la invasión de Ucrania.

CIENTOS DE LOCALES, MILES DE EMPLEADOS

El primero en anunciar una «pausa en todos sus negocios» en Rusia fue MacDonald´s, empresa que tiene 850 locales en todo el territorio ruso y que da empleo a 62.000 personas. La conocida franquicia de las hamburguesas llevaba ya varios días bajo presión, y se multiplicaban en las redes su llamamiento a sumarse a las represalias contra Rusia.

MacDonald´s anunció finalmente hoy que cierra temporalmente todos sus locales porque no puede «ignorar el innecesario sufrimiento causado a Ucrania», aunque precisó que todos los empleados seguirán percibiendo sus salarios.

MacDonald´s recuerda que lleva 32 años operando en el país y que sus restaurantes pueden preciarse de dar servicio a «millones de rusos diariamente».

Horas después se sumó la cadena Starbucks, que aunque tiene cifras más modestas (170 locales, según Statista, y 2.000 empleados) supone igualmente otro potente símbolo de la globalización capitalista con sus cafeterías que suelen situarse siempre en las partes más concurridas de las ciudades principales.

La empresa, que reiteró su condena «a los horribles ataques de Rusia en Ucrania», anunció que suspende todas sus actividades en territorio ruso y avanzó que, a medida que evolucione la situación, continuará tomando medidas que vayan en línea con sus «valores».

Y Coca Cola, hasta ahora reticente a renunciar al mercado ruso, le siguió los pasos, y, en un breve comunicado, anunció que suspende operaciones y seguirá evaluando la situación y el curso de los acontecimientos.

«Nuestros corazones están con la gente que está sufriendo los horribles efectos de estos trágicos acontecimientos en Ucrania», señaló la compañía con sede en Atlanta (Georgia, EE.UU.).

Su gran competidora, Pepsi Cola, no pudo quedarse al margen y poco después anunciaba que suspende la venta de todas sus gaseosas (Pepsi y Seven Up, principalmente) y productos en Rusia, si bien no cierra sus plantas porque entre su negocio se cuenta una fábrica de productos lácteos que da trabajo a 20.000 personas y a otros 40.000 ganaderos en la cadena de suministro.

«Llevamos operando en Rusia durante más de sesenta años y tenemos un lugar en muchos hogares rusos. Pepsi-Cola entró al mercado en lo alto de la Guerra Fría y ayudó a crear un terreno común entre Estados Unidos y la Unión Soviética», escribió su consejero delegado, Ramon Laguarta para enfatizar lo que significa su decisión, aunque reconoció que la situación no podía continuar sin cambios «dados los horribles acontecimientos» en Ucrania.

AMAZON CIERRA LA NUBE

También Amazon, el símbolo del capitalismo de última generación, anunció hoy que ha bloqueado nuevos accesos a sus servicios de la nube en Rusia y Bielorrusia, según informó la compañía en un comunicado este martes.

«Dadas las circunstancias actuales, la incertidumbre y la falta de crédito disponible en Rusia ahora mismo, no aceptaremos nuevos clientes rusos en estos momentos», detalló Drew Herdener, portavoz de la empresa.

Desde el servicio web de Amazon (AWS, en inglés), se especificó que no cuentan con oficinas ni centros de datos en Rusia y que sus principales clientes son compañías multinacionales con equipos locales radicados en dicho país.

En días pasados, otras importantes marcas globales han ido aplicando diversas medidas contra Rusia: las grandes tecnológicas -Google, Meta (Facebook), Apple o Youtube- han interrumpido sus servicios en territorio ruso, lo mismo que han hecho las compañías de pago internacional Visa y Mastercard, la multinacional del mueble Ikea o la de alimentación Nestlé.

Estos dos últimos nombres demuestran que el movimiento de boicot no es exclusivamente americano y que a él se suman compañías europeas de renombre, incluidas compañías generalmente alérgicas a implicarse en pronunciamientos políticos como las marcas del lujo LVMH, Hermès o Chanel, que también han cerrado sus tiendas en Rusia. 

El juez revoca a Iberdrola la condición de ‘querellante’ y amplia la investigación del caso Villarejo seis meses más

El juez revoca a Iberdrola la condición de ‘querellante’ y amplia la investigación del caso Villarejo seis meses más

El juez revoca a Iberdrola la condición de ‘querellante’ y amplia la investigación del caso Villarejo seis meses más

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón entiende que la querella por falsedad que Iberdrola presentó contra José Antonio del Olmo, el exdirectivo que advirtió de supuestas irregularidades en el pago de las facturas a Villarejo, «debe posponerse», y abre la puerta para que se aplique a éste la doctrina europea del «whistleblowing» o de protección al denunciante

Corredor de Bolsa en Wall Street, Nueva York. EFE/ Justin Lane

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha decidido revocar la condición de querellante que Iberdrola tenía en la causa sobre los presuntos encargos al excomisario José Villarejo, y ha prorrogado durante seis meses, hasta el próximo 29 de julio, el plazo de investigación.

El magistrado entiende que la querella por falsedad que Iberdrola presentó contra José Antonio del Olmo, el exdirectivo que advirtió de supuestas irregularidades en el pago de las facturas a Villarejo, «debe posponerse», y abre la puerta para que se aplique a éste la doctrina europea del «whistleblowing» o de protección al denunciante.

En un auto conocido este jueves, el titular del juzgado central de Instrucción número 6 considera que «mal casa la pretensión de la compañía de sostener la falsedad de una documentación con la situación procesal de su presidente», en alusión a Ignacio Sánchez Galán, que recientemente ha declarado como investigado.

Y es que, prosigue, «pretende introducir las alegaciones» de Del Olmo, exresponsable de Control Corporativo de la multinacional, «en otro procedimiento, en el que se reconoce la realidad de la documentación que guardaba en su poder y que la empresa entiende que son falsos».

Todos estos extremos muestran, según el juez, «notables carencias» en el fundamento de la denuncia por presunta falsedad documental, cuyo futuro «ahora debe posponerse como también deberá posponerse cualquier pronunciamiento sobre la acumulación de otros hechos».

Esta circunstancia hace que Iberdrola pierda «irremediablemente» su condición de querellada, añade García Castellón, que pide opinión a la Fiscalía Anticorrupción y a las partes sobre el posible reconocimiento a Del Olmo de la figura del «whistleblower», incluida en la directiva sobre protección de las personas que informen de delitos.

PRORROGA LA CAUSA PARA SEGUIR CON LA INVESTIGACIÓN

El magistrado también amplía el plazo de instrucción de esta pieza separada del caso Villarejo, que trata de esclarecer si Iberdrola contrató al excomisario por un total de un millón de euros entre 2004 y 2012 para, entre otras cosas, infiltrarse en plataformas contrarias a sus intereses o investigar a un accionista crítico con su gestión.

El objetivo, asegura, es practicar una batería de nuevas diligencias para completar la investigación de la causa, entre ellas, citar como testigos a quince personas.

En la lista figura el nombre del comisario Enrique García Castaño, que comparecerá con la garantía de investigado por tener esta condición en otras piezas y al estar prescritas sus responsabilidad en los hechos que afectan a la eléctrica.

Del mismo modo, acuerda que comparezca como investigado el responsable del área corporativa de seguridad en el extranjero de Iberdrola en aquella época, Enrique Victorero, puesto que su firma figura en una factura girada en febrero de 2012 por importe de 25.000 euros más IVA.

Esta factura tendría en el concepto «servicios de apoyo logístico y seguridad a personal en Rumanía», un país clave en estas pesquisas.

De hecho, la filial Iberdrola Renovables figura como imputada por un posible delito de cohecho en la presunta contratación de Villarejo para llevar a cabo una investigación a la sociedad suiza Eólica Dobrogea, con la que se había aliado para acometer una serie de proyectos en suelo rumano.

Pero a lo largo del proceso surgieron diferentes conflictos que fueron resueltos de forma favorable para la compañía española en un procedimiento arbitral.

El representante de Eolica Dobrogea, Corneliu Dica, también se encuentra entre los testigos que declararán próximamente ante la Audiencia Nacional.